Páginas

sábado, 13 de septiembre de 2014

¿Quiénes, cuándo y por qué, hablaron mal de Maceo? (III)



De lo dicho por Matías Vega, José de Jesús Pérez, Juan Fernández Ruz y Bravo Santíe




En efecto, con las glorias sumadas en el Camagüey, a las ya conquistadas desde los albores de la insurrección, algunos –el diputado Ramón Pérez Trujillo entre ellos-, desde 1874, hablan en la manigua del inminente, conveniente y merecido ascenso a mayor general del brigadier Antonio Maceo. Sin mostrarse consecuente del todo con tales reclamos, pero evidenciando que tampoco era sordo a tales opiniones, el Ejecutivo nombró a Maceo jefe interino –entiéndase, también: accidental, provisorio, temporal- del 1. Cuerpo del Ejército Libertador.
Tamaño reconocimiento no solo trajo consigo el regocijo de quienes creían llegada la hora de esa u otra promoción de Maceo, sino también opiniones y conductas por determinados procederes del brigadier, que encubrían, en verdad, mortificaciones y opugnación por tanto adelanto del jefe mulato.

sábado, 6 de septiembre de 2014

¿Quiénes, cuándo y por qué, hablaron mal de Maceo? (II)

De lo dicho por Ignacio Mora, Carlos Manuel de Céspedes y Francisco Varona González



El primero que documentalmente apuntó negatividad acerca de Maceo, fue el camagüeyano Ignacio Mora Pera (1829-1875), según una versión de su diario personal en la Campaña del 68 –y que tuve ocasión de leer-, al considerarlo -sin agregar razón alguna-

¿Quiénes, cuándo y por qué, hablaron mal de Maceo? (I)




Las debilidades de los grandes hombres, de
aquellos que tenemos el deber de reconocer
como libertadores de la patria, producen hondas
congojas, pero la verdad tiene fueros imprescriptibles
y respetar esos fueros es deber de todos.- Arturo Carricarte

|
Al tiempo en que Antonio Maceo Grajales ascendió a planos verdaderamente importantes en escalafón del Ejército Libertador, y desde que, consecuentemente, se empezó a tener presente su potencial influencia política, en el complejo panorama de la manigua redentora –y hasta fuera de ella-, una corriente de insinuaciones perniciosas, de especies, censuras y calumnias, le siguió durante toda su existencia, a la par que otra de elogios y elevadas consideraciones...

viernes, 15 de agosto de 2014

Otra carta inédita de Gregorio Luperón



Soldado de la emancipación suramericana"

" Manuel R[amón] Fernández R[ubalcaba]
Puerto Príncipe [de Haití]
Distinguido Sr.:
En las Islas Turcas, tuve el gusto de recibir su muy interesante nota de fecha 14 de los corrientes, que contesto hoy sobre el suelo de Haití.
Mucho, muchísimo he deseado concurrir personalmente a la emancipación de la vecina isla de mi patria; y para llegar a ese fin he propuesto en dos años todos los medios que me han sido dables. Durante dicho lapso de tiempo, el camino de tan suspirada gloria me ha sido varias veces obstruido, y forsoso [sic] me fue

sábado, 14 de junio de 2014

Antonio Maceo: de su heroísmo y sindéresis



Una visión de su personalidad a través 
de algunas anécdotas

Porque a veces parece como si no se le conociera bien, sigue haciendo falta mayores aportaciones sobre los méritos militares de Antonio Maceo Grajales, a quien, tanto por su temeridad como por sus sonados éxitos como táctico y estratega, no ya los más grandes combatientes independentistas de la Isla y expertos foráneos en asuntos de guerra, sino los más sobresalientes jefes adversarios, lo han considerado el más infatigable luchador separatista cubano, el jefe de más acciones libradas, el de mayor palmarés en las campañas mambisas, y –discutible o no- el más grande general de todo el Ejército Libertador.

Porque, en ocasiones, se enfoca su vida como la de un hombre romo y testarudo, privado de su colosal apostolado moral, resulta exigencia urgente hablar de su notable cultura –no académica, pero sí vasta y útil-; así como también, de la armonía de sus ideas políticas y sociales, de lo tremendamente certero de su pensamiento, la coherencia entre su ideario y su conducta, que revelan la esencia de su arquitectura moral; en fin, para seguir develando así su heroísmo y sindéresis.